De mitos y leyendas

LA LEYENDA DEL CEIBO

Voy a estrenar esta categoría contando la leyenda del Ceibo, flor nacional Argentina, justamente hoy, que mi querida patria cumple añitos (Que vieja estas che…) Se que hay muchos seguidores de España y solo quiero aclara que, a mi parecer, es una hermosa leyenda en un contexto histórico trágico pero no tengo intenciones de hacer un choque de culturas. Y por ultimo aclarar, la leyenda no me pertenece, supongo que hoy es patrimonio patrio, aunque si se las voy a contar con mis palabras (Como yo la contaría)… y ahí vamos:

Eran épocas de colonización española, nuestro indios eran perseguidos y esclavizados injustamente. Habia pocas cosas que disfrutar en aquel entonces, como el bello cantar de Anahi, a orillas del río. Anahi era una india muy pero muy fea, con una habilidad que maravilla a muchos; su hermosa voz al cantar. La tribu se acercaba a orillas del río y pasaban horas escuchando cantar a la fea indiecita, que les traía paz con su voz.

Un día, Anahi dejo de cantar. La tribu no volvió a escuchar su dulce voz a orillas del río. Los españoles lo habían tomado como prisionera, la tenían enjaulada en una cueva junto con algunos indios mas. El tiempo pasaba y Anahi meditaba largas noches como poder escapar. Una noche, el guardián de su alcoba por fin se durmió. Su plan de escape no era brillante, solo pensaba en no despertar a su vigilante y correr hacia el corazón del bosque, lo mas rápido que pueda. En fin, algo salio mal. Su cíclope despertó de un sueño liviano y arremetió contra ella, al descubrir que intentaba escapar. En un forcejeo intenso por salvar su vida, logra zafarse y con el propio puñal ajeno, da muerte al guardia. Anahi salio corriendo despavorida, nunca antes había matado a un hombre pero estaba dispuesta a hacer lo que sea, con tal de huir.

Mientras Anahi se metía en el oscuro corazón del bosque, el guardia que aun agonizaba en el suelo, dio la alerta a su compatriotas antes de morir. Estos, una vez enterados de la situación, salieron a darle caza a la india que jamas podría correr mas rápido que sus caballos entrenados. Esa misma noche la atraparon. La condenaron a morir en la hoguera como venganza y para que sirva de lección a cualquier otro que quisiera escapar. La ataron de pies y manos a un posta de madera, la indiecita no opuso resistencia. Encendieron el afuego a sus pies, a sus sucio y amordazados pies. Las llamas, sin culpa, comenzaban a arder. Anahi, rebelde como el viento y salvaje como el mar, no emitió queja alguna. Mordía el dolor hacia adentro sin darles el gusto de escuchar su sufrimiento, mientras el fuego devoraba lentamente su piel. Solo inclino un poco la cabeza hacia un costado y se dejo envolver.

Para sorpresa de todos, desde las llamas y su piel, se comenzó a formar la cascara áspera de un retorcido árbol. Para cuando el sol trajo la mañana, un bello Ciebo de hojas verdes y flores rojas, nacía en ese mismo lugar.

10177900_804599052971523_9050656876575086864_n.jpg

 

LA LEYENDA DEL CEIBO, FLOR NACIONAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA.

Espero no molestar a nadie con esta historia. Aproveche este día para comenzar con este bello relato, parte de nuestra cultura.

Anuncios

2 comentarios sobre “LA LEYENDA DEL CEIBO

  1. Me pareció una bella leyenda, que después de la tragedia algo bonito pueda surgir.

    Yo soy español pero no me siento orgulloso de los abusos de mis antepasados. Al menos, hoy en día compartimos un idioma y muchas similitudes al entender la vida. Yo me siento hermano de los americanos latinos y ojalá el futuro nos permita llevarnos muy bien y hacer grandes cosas juntos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s