EL MURAL DE UN POETA MUERTO

Digno inmortal

Por la historia o el orgullo,
se van cambiando los detalles.
En algún momento el espectáculo sabe diferenciar 
la vida intensa del amor propio; del espeso murmullo,
 la charla entre la conciencia y el impulso.

Lamentando sonidos inciertos,
llevando más en la cuenta
que un par frases gastadas.
Espíritu que anda sólo se acompaña,
se relame de aun mejores instintos.
Completando de algún modo,
las veces que ya no insisto,
para morir esperando algo.

Ayudame a tener buenas actuaciones,
desesperado por las noches en la calle.
Ayudame a no encontrar por las mañanas,
mi alma recostada en la ciudad.

Buenas prácticas para los amantes que no se han encontrado,
en serio su nombre tenía dueños que nunca antes había visto,
y empezar a jugar con su propia historia nos llevo al mismo precio.

Y por más tiempo que ha tenido en este lugar,
se lleva más lamentos que amores.
Se vende o se alquila,
y cuando el azar decide empezar su rumbo,
el que detenga su mirada,
morderá con presencia su poder más grande.
Porque no saben de placer,
sin realmente conocer qué es lo que mira,
qué es lo que pretende o
qué es lo que quiere.

Y nadie podrá entenderla,
es más por las dudas que por aciertos.
Porque de tantas mentiras se volverá cierto;
no quiero ni el poder ni la gloria,
sólo me bastara que en su memoria,
me vuelva digno inmortal.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s